Mi lista de blogs

miércoles, 12 de julio de 2017

Castillo, y Cementerio de Montánchez (Cáceres)

Hoy volvemos en el blog a tratar sobre Castillos, tras las últimas publicaciones el 5-7 sobre el Castillo de Feria, y el 1-7 sobre el Castillo de Alburquerque

El Castillo de Montánchez, lo visité, junto a mis amigos Joaquín, y Miguel Ángel, el pasado día 27-3.

Los orígenes del castillo se remontan a la época romana de la que data su cuerpo principal que se asienta sobre la cota más elevada del cerro en el que descansa la fortaleza. El resto de la construcción data del siglo XII siendo levantado durante la ocupación almohade de la zona. De la época de dominio musulmán todavía se conservan tres aljibes y parte de su trazado.

Posteriormente, una vez que la zona pasó a manos cristianas, sobre todo cuando estuvo administrado por la Orden de Santiago, se adicionaron gran cantidad de elementos sobre todo en forma de distintas murallas rodeando el recinto.

En 1620 sirvió de prisión para Don Rodrigo Calderón, procedente de Valladolid.

En el recinto interior, además de dos de sus aljibes se sitúan la torre del homenaje y las bodegas, mientras que en el exterior se encuentra el aljibe mayor, un estanque y una ermita que se construyó durante el siglo XVII (Santuario de Ntra. Sra. de la Consolación del Castillo).












Montánchez, vista desde el Castillo






Santuario de Ntra. Sra. de la Consolación del Castillo

Santuario de Ntra. Sra. de la Consolación del Castillo

Ntra. Sra. de la Consolación del Castillo

Ntra. Sra. de la Consolación del Castillo





El cementerio de Montánchez está situado en la ladera de un escarpado risco, anexado a las murallas del castillo, la necrópolis se construye escarbando y moldeando el granito que conforma la montaña, salvando la inclinación del terreno se construyeron terrazas a distintas alturas. Pero sin duda, si algo confiere al cementerio de Montánchez su carácter excepcional, son sus impresionantes vistas, su situación en la Sierra de Montánchez a más de 700 metros de altura, permite al visitante divisar la campiña extremeña, con su espectacular paisaje pudiendo observar, en los días claros, más de cincuenta municipios. El origen del cementerio se remonta a 1810, buscando un lugar alejado del núcleo urbano. Actualmente, cuenta con dos entradas, en la superior se encuentran las capillas del Carmen y San Pedro, ambas con muros de mampostería. Las dos inscripciones que rezan en esta entrada son digna de mención, llamando la atención de todos sus visitantes: “Templo de la verdad es el que admiras. No desoigas la voz del que te advierte, Que todo es ilusión menos la muerte" / "Mansión es esta de silencio y calma. Ve, solo al hombre pecador aterra. Aquí vuelven los cuerpos a la tierra Y a nueva vida se despierta el alma".

Este cementerio fue elegido por votación popular, en Octubre de 2015 como el  mejor cementerio, en el II Concurso de Cementerios de España, que organiza la revista "adiós cultural"


















vistas desde el Cementerio

vistas desde el Cementerio

No hay comentarios:

Publicar un comentario